Gastos de envío gratis a partir de 40 €

La revolución de las compras online

La revolución de las compras online

Muchas ventajas, y algún que otro inconveniente.

El auge del comercio electrónico ha traído muchas ventajas. Para los consumidores supone desde la posibilidad de acceder a productos que no se venden en sus ciudades o pueblos, encontrar mejores precios, comparar fácilmente… hasta la incomparable comodidad de comprar desde casa y recibir los productos a domicilio.

Para las empresas, los beneficios son también innumerables. Reducir costes, permanecer “abiertos” 24 h al día, llegar a todas partes, poder seguir operando en tiempos adversos, por ejemplo cuando los consumidores no podían salir a la calle...

¿Y los inconvenientes?

El crecimiento exponencial del e-commerce también ha generado un problema medioambiental del que hasta ahora no se ha hablado lo suficiente: el impacto de las devoluciones en el medio ambiente.

Y es que, ¿a quién no le ha pasado? Te encaprichas de algo que te encanta, pero luego te das cuenta de que no lo vas a usar; compras una determinada talla o tamaño pensando que va a estar bien y luego no es así; recibes un artículo cuya terminación o características no te convencen; haces un regalo con la mejor intención y, sin embargo, al destinatario no termina de gustarle… y lo quieres devolver.

Y está bien que así sea. Por eso, el derecho a cambiar algo o devolverlo, cuando cambiamos de opinión o por la razón que sea no quedamos satisfechos con la compra, existe desde hace muchísimos años.

El problema viene de un uso desmedido e injustificado de ese derecho, que genera una ingente cantidad de residuos y emisiones de carbono.

El proceso de la devolución y sus implicaciones

Cuando devolvemos un producto, ya sea enviándolo nosotros o solicitándole a la tienda que envíe un transportista para recoger el paquete y llevarlo de vuelta a su almacén, estamos duplicando el impacto del transporte de la compra original, tanto a nivel económico como medioambiental.

En muchísimos casos, además, el producto habrá sido enviado desde otra ciudad o incluso otro país, lo cual incrementa la cantidad de emisiones de carbono y por tanto la contribución al cambio climático.

La devolución puede necesitar una nueva bolsa o caja, etiquetas… aumentando también los residuos asociados y que no siempre son fáciles de reciclar o gestionar adecuadamente.

Una vez que el producto vuelve la tienda o almacén, para finalizar, la empresa incurre en gastos de manipulación, almacenamiento e incluso reciclaje, si no se puede volver a vender.

 

Reducir la cantidad de devoluciones, un compromiso de todos

Para reducir el impacto medioambiental de las devoluciones del comercio electrónico, es importante que tanto las marcas como los consumidores tomemos conciencia de las consecuencias de nuestras decisiones de consumo y optemos por procesos y hábitos más responsables.

Para los consumidores, antes de comprar es importante reflexionar unos minutos acerca del gasto que vamos a realizar, leer las descripciones y especificaciones de los productos y asegurarnos de que sean lo que realmente necesitamos. También es importante elegir marcas cuyas páginas ofrezcan información clara sobre sus políticas de devolución y que tengan un enfoque más sostenible en su cadena de suministro. Las compras por impulso son un gran enemigo de nuestros bolsillos y de la sostenibilidad.

Para las marcas, es fundamental proporcionar información clara y precisa sobre cada uno de sus productos. Unas fotos fieles a la realidad, que incluyan distintas vistas del producto y los detalles; descripciones detalladas de funcionalidades, tamaños y pesos; especificaciones de uso y restricciones, reseñas de otros usuarios que puedan despejar dudas y mostrar experiencias de uso; preguntas frecuentes… cuanta más información tenga el usuario, más consciente será su elección y, en consecuencia, menos probable la devolución.

El compromiso LAKEN con la sostenibilidad

En resumen, el comercio electrónico puede ser una gran opción para los consumidores, pero es importante recordar el impacto medioambiental de las devoluciones y tomar medidas para reducir nuestra huella ecológica. Al hacer compras más conscientes y elegir tiendas online sostenibles, podemos ayudar a proteger el medio ambiente y crear un futuro más verde para todos.

Por nuestra parte, el compromiso con la sostenibilidad de LAKEN incluye una política de reducción de las devoluciones, a través de una muy cuidada presentación del producto y una dedicada atención al cliente, tanto antes de la compra como después. Si tienes cualquier duda acerca de una compra que deseas realizar, te invitamos a contactarnos a través de nuestro formulario o del teléfono 968 880 850 (de lunes a viernes, de 8 a 14 h).

Es el momento de tomar conciencia. El cambio está en nuestras manos.

Posted on 10/03/2023 380

Boxed:

Sticky Add To Cart

Font: