Laken: un estilo de vida

Laken: un estilo de vida

Hoy en día, existe una gran conciencia general sobre la necesidad de reducir el consumo de plástico de un solo uso. El plástico desechable se ha convertido en un problema de una magnitud escalofriante, cuyas cifras escuchamos a diario, en todos los medios.

La problemática del plástico descartable, sin embargo, se confunde a menudo con el uso del plástico en general, y por eso nos gustaría comenzar aclarando que no consideramos el plástico en sí mismo, como material, dañino. Se usa plástico en la construcción (lo que supone un ahorro de hasta 250 veces más energía que la que se utilizó para fabricarlo), se usa plástico en la industria automovilística, en tecnología de cirugía avanzada y en millones de objetos que nos rodean y que tienen una vida útil de años e incluso décadas. Es un material ligero y resistente, útil y, hoy por hoy, necesario.

El inconveniente es el uso masivo del plástico desechable. Del total de plástico descartable que se produce, más del 40 % se utiliza una sola vez. Después se tira y, en un alto porcentaje, termina en el mar. Solo un 10 % se recicla.

Según la ONU, cada año llegan a los océanos 13.000.000 toneladas de plástico de usar y tirar, es decir, 13.000 millones de kilos.

3.562.000 kg al día.

148.400 kg cada hora.

2.500 kg cada minuto.

Si nos paramos a pensar en lo que pesa una botella o una bolsa vacía, ¿de qué volúmenes estamos hablando? ¿cuál es el tamaño de esta catástrofe, que está invadiéndolo todo, incluidos nuestros organismos a través de los microplásticos?

Ante un panorama tan pesimista, se hace necesario plantearse un cambio radical y a gran escala de mentalidad, hábitos y legislación.

Ya hemos empezado a cambiar a nivel corporativo, institucional y gubernamental, con pactos, regulaciones y acuerdos de diversa índole. Es hora de crear nuevos hábitos a nivel social e individual.

El cambio está en nosotros

Para hacerlo, además, no hace falta realizar grandes sacrificios: la clave está en acostumbrarse a utilizar, valga la redundancia, reutilizables (incluso de plástico).

reutilizar

Te proponemos una forma sencilla de implementarlo. ¿Y si de aquí a fin de año nos ponemos todos un objetivo mensual? Por supuesto, la idea es ir incorporando cada mes un hábito nuevo y mantener los ya adquiridos en los meses anteriores.

7 meses, 7 cambios fundamentales

JUNIO. Tu botella reutilizable, contigo a todos lados. Y la de tus hijos, que ellos mismos pueden elegir y que terminarán sintiendo como algo imprescindible.

JULIO. Nada de pajitas de plástico de usar y tirar. Existen en el mercado alternativas de otros materiales y, si no puedes llevar siempre una encima, piénsalo de esta forma: ¿de verdad la necesitas?

AGOSTO. Cestas de picnic y equipamiento reutilizable para viajes y excursiones. Y, quien dice excursiones, dice cumpleaños y cualquier tipo de evento. Renunciar a los platos y vasos de plástico desechable puede parecer un gran desafío en determinados momentos pero, ¿cuántas veces al año se dan estos eventos? Es un esfuerzo puntual que merece la pena.

SEPTIEMBRE. La vuelta al cole es una oportunidad fantástica para decir “adios bolsitas desechables de los bocadillos, ¡hola recipientes reutilizables o bolsas de tela!”.

OCTUBRE. ¿Todavía sigues usando bolsas de plástico descartable, sobre todo cuando te surge una compra imprevista de última hora? Échate al bolso una plegable de tela, verás como la utilizas mucho más a menudo de lo que creías.

NOVIEMBRE. En el trabajo, fiambrera de cristal o metal. O, incluso mejor, un termo para alimentos que te evite abusar del microondas.

DICIEMBRE. Comida a granel y sin envoltorios, por favor. Todavía te enfrentarás a muchas situaciones de compra en las que no lo puedas evitar, pero las alternativas son cada vez más numerosas y, una vez que se convierta en una preferencia masiva, nosotros mismos seremos impulsores del cambio por parte de los establecimientos.

 

El movimiento ya ha comenzado, y es imparable

La Unión Europea ya ha aprobado una ley que, a partir de 2021, desterrará de nuestro día a día el uso de ciertos elementos de plástico descartable, como las pajitas, los bastoncillos, los cubiertos, los palitos de globo… Pero todos sabemos que no hace falta esperar a que la ley nos imponga un cambio que es más que necesario. Cuanto antes nos pongamos en marcha, antes empezaremos a ver resultados.

Publicado el 07/06/2019 Lo que de verdad importa 1374

Categorías del blog

Buscar en el blog

Related articles

Ant.
Sig.

No products

To be determined Envío
0,00 € Total

Terminar compra